Movimiento de Tierras

  • Se considera Movimiento de Tierras al conjunto de operaciones necesarias para preparar un terreno para la ejecución de una obra.
  • Los principales trabajos de un Movimiento de Tierras son la excavación y el relleno, llamándose de manera más técnica, vaciado y terraplenado.

Así pues, cuando se diseña un proyecto, se consideran una serie de niveles o rasantes del terreno, teniendo que adaptar el terreno natural a esa nueva geometría, a base de trabajos de excavación o vaciado cuando la rasante está por debajo del terreno natural, y de relleno o terraplén cuando la rasante está por encima.

El movimiento de tierras también contempla otra serie de actuaciones que se pueden presentar, tales como nivelaciones, resanteos, ejecución de taludes, etc…

  • Con el fin de optimizar costes, y minimizar los Movimiento de Tierras , habitualmente se buscan diseños donde exista una compensación de tierras, de tal manera que el volumen de tierra excavado se aproxime lo máximo al que hay que rellenar.

En otras ocasiones, cuando un terreno no es apto para la construcción, es necesario retirarlo y sustituirlo por otro material que tenga las propiedades adecuadas. En ese caso,  habrá que llevar el material no apto al correspondiente vertedero autorizado y traer otro adecuado.

  • Dentro del concepto Movimiento de Tierras también se incluyen aquellas pequeñas operaciones de excavación y relleno necesarias para la ejecución de diferentes elementos constructivos, como son: zapatas, riostras, pozos, zanjas, etc… 

Para realizar un Movimiento de Tierras es necesario contar con un buen equipo de trabajo, formado por la maquinaria adecuada y el correspondiente personal cualificado, así como haber realizado el correspondiente trabajo previo de marcaje y replanteo.

  • La maquinaria más utilizada en el movimiento es la siguiente: Retro excavadora (de ruedas o de cadenas), pala cargadora, pala mixta, mini retro, moto traílla, motoniveladora, arcenadora, refinadora, rodillo compactador, cisterna de agua, etc…, así como los correspondientes vehículos de transporte del material: camiones dumper (de tres y cuatro ejes), camiones bañera (articulado), extraviales, etc…
  • Además de un buen parque de maquinaria y la pericia de los conductores, es necesaria una planificación óptima de los procesos de trabajo, minimizando los tiempos muertos o de parada, y dimensionando de manera eficiente los equipos seleccionados.

Todos los trabajos de Movimiento de Tierras deberán realizase cumpliendo rigurosamente las medidas de Seguridad y Salud previstas para esa actuación en particular.